Masaje sueco en Estepona y Marbella

Si quieres disfrutar de un masaje relajante y que te recargue las pilas deberías ponernos en nuestras manos. Ofrecemos servicios de masaje sueco en Estepona y Marbella, nos desplazamos a tu domicilio o lugar de trabajo.

A principios del siglo XIX, el terapeuta sueco Pehr Henrik Ling desarrolló lo que hoy conocemos como masaje sueco. Mucha gente desconoce que esta técnica en realidad forma parte de un sistema más amplio de ejercicios terapéuticos.

Inspirado por diversas tradiciones, como la medicina china y la gimnasia, Ling diseñó este enfoque para mejorar la circulación sanguínea y aliviar la tensión muscular.

Su técnica incorpora movimientos suaves y fluidos, amasamiento, fricción y golpeteos. A lo largo de los años, el masaje sueco ha perdurado y se ha convertido en una forma popular de terapia de masaje, conocida por sus beneficios relajantes y revitalizantes.

Descubre las características masaje sueco

Si nunca has experimentado el masaje sueco, nuestra recomendación es que le des una oportunidad. Nada más sencillo que contactar con nosotras y programar tu cita cuendo mejor te convenga. Nuestra masajista acudirá a tu domicilio con todo lo necesario.

Si te preguntas qué es el masaje sueco, con nosotras descubrirás que se trata de una experiencia única diseñada para proporcionar alivio físico y una relajación profunda para tu mente y alma.

El masaje sueco tradicionalmente utiliza aceites o lociones para facilitar los movimientos suaves y fluidos sobre la piel. Estos productos ayudan a reducir la fricción y permiten que las manos del terapeuta se deslicen más fácilmente sobre el cuerpo.

El masaje sueco clásico se realiza principalmente con las manos del terapeuta, utilizando técnicas como amasamiento, fricción, golpeteos y vibraciones. Sin embargo, el masaje se puede complementar con herramientas como rodillos o bolas, para aplicar ciertas técnicas de forma más específica.

Beneficios del masaje sueco

El masaje sueco es sinónimo bienestar, para que te hagas una idea, vamos a repasar sus principales beneficios:

  1. Relajación muscular: Utilizamos movimientos suaves y firmes para relajar los músculos, aliviando tensiones acumuladas, reduciendo la rigidez y el dolor.
  2. Mejora de la circulación sanguínea: Los movimientos direccionados estimulan la circulación, promoviendo el flujo sanguíneo y contribuyendo a la oxigenación de los tejidos.
  3. Alivio del estrés y la ansiedad: La combinación de movimientos suaves, técnicas de amasamiento y la atención a zonas de tensión ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, favoreciendo un estado de relajación general.
  4. Estimulación del sistema linfático: A través de movimientos suaves y circulares, podemos contribuir a la estimulación del sistema linfático. Así favorecemos la eliminación de toxinas y reducimos la retención de líquidos.
  5. Mejora del sueño: Como «efecto secundario», la relajación inducida por el masaje sueco puede ayudar a mejorar la calidad del sueño, facilitando un descanso más profundo y reparador.
  6. Mejora del estado de ánimo: La liberación de endorfinas durante el masaje contribuye a un estado de ánimo positivo. Este tipo de reacciones químicas ayudan a combatir la depresión y el cansancio emocional.
  7. Reducción de la presión arterial: Se ha observado que realizado de manera regular puede tener un impacto positivo en la reducción de la presión arterial, promoviendo la salud cardiovascular.

Tipos de masaje sueco

El masaje sueco tradicional se ha mantenido bastante consistente en términos de sus técnicas fundamentales. Sin embargo, si es cierto que lo podemos personalizar según las necesidades y preferencias del cliente.

Estas son algunas variantes que podemos realizar:

  1. Con aromaterapia: Cuando combinamos el masaje sueco con aromaterapia, utilizando aceites esenciales para agregar beneficios terapéuticos y aromas relajantes.
  2. Masaje sueco profundo: Cuando aplicamos más presión y nos centramos en capas musculares más profundas. Es más intensivo y puede ser beneficioso para personas con tensiones musculares más profundas.
  3. En pareja: Diseñado para parejas (sentimentales o amigos) que desean una experiencia compartida. Este tipo de masaje lo realizamos en la misma habitación con dos terapeutas, permitiendo que ambos disfruten de la experiencia de manera simultánea.
  4. Masaje sueco para deportistas: Adaptado para atletas y grandes aficionados al deporte. Este tipo de masaje suele incluir técnicas más enfocadas en áreas específicas que pueden estar sometidas a tensiones debido a la actividad deportiva.
  5. Masaje sueco prenatal: Diseñado de manera específica para mujeres embarazadas. Es decir, lo adaptamos para garantizar la comodidad y seguridad de la futura madre.

Aunque estas variantes pueden tener enfoques ligeramente diferentes, todas se basan en los principios fundamentales del masaje sueco. Buscamos proporcionar relajación y alivio del estrés, no obstante, si tienes preferencias o necesidades específicas, nos lo puedes comentar antes del masaje.

Ten presente las contraindicaciones

En determinadas circunstancias, el masaje sueco puede estar contraindicado. Como profesionales de la salud, en Body and Soul nos gusta ofrecer la terapia más adecuada en casa caso. Así que veamos en qué casos no sería recomendable esta técnica:

  1. Problemas cardiovasculares graves: Quizás no lo sabías, pero un masaje puede influir en la circulación. Por tanto, a evitar en casos de enfermedades cardíacas graves sin la aprobación del médico.
  2. Trastornos circulatorios y coágulos sanguíneos: En condiciones como la trombosis venosa profunda, donde hay una propensión a la formación de coágulos en las venas, el masaje sueco puede influir en la circulación y potencialmente aumentar el riesgo de complicaciones, esto nos lleva al punto anterior, que es solicitar la aprobación del médico.
  3. Infecciones agudas, fiebre y problemas de piel: En casos de fiebre, infección o problemas de piel, el masaje puede resultar incómodo o contraproducen. Mejor a estar totalmente recuperado, o bien consultar con tu médico de cabecera.
  4. Lesiones graves o cirugía reciente: El masaje podría interferir con este proceso de curación o causar molestias adicionales. Un profesional de la salud, como el cirujano o el médico que supervisa el tratamiento, podrá evaluar si es seguro y beneficioso recibir un masaje sueco en función de la naturaleza y el alcance de la lesión o la cirugía.
  5. Embarazo de alto riesgo: Un masaje sueco puede ser beneficioso en muchos casos, pero es fundamental coordinar con los profesionales de la salud para garantizar que sea seguro y se adapte a las necesidades individuales del paciente.

No le des más vueltas, contacta con nosotras para resolver cualquier duda y programa tu cita cuando mejor te venga. Como ves puede ser una experiencia para disfrutar a solas o en compañía.

Solicitar cita o más información